miércoles, 7 de diciembre de 2016

Reseña | Yo recibiría las peores noticias de tus lindos labios | Marçal Aquino

Yo recibiría las peores noticias de tus lindos labios
Marçal Aquino
Traducción: Mercedes Vaquero Granado
Maresía libros
Páginas: 252
ISBN: 9788494450105

Convaleciente en una pensión de una violenta ciudad de Pará agitada por la fiebre del oro, el fotógrafo Cauby rememora su relación clandestina con Lavinia, una mujer tan seductora como inestable casada con Ernani, un pastor evangélico.

 Yo recibiría las peores noticias de tus lindos labios es un relato conmovedor construido bajo el signo de la espera, en una geografía habitada por mineros, buscavidas, prostitutas, mercenarios y una compañía minera que extiende un manto de polvo amarillento por callejones y plazas. Pero sobre todo, la crónica de un amor inolvidable, auténtico, trasunto de un Brasil que reivindica la vuelta del tiempo de los héroes y el derecho a desear lo imposible a pesar de todo.


Tengo que reconocer que he tardado muchísimo en empezar a leer este libro, por una parte por mi situación personal pero por otra "me daba miedo" lo que me iba a encontrar, aunque si creía que me iba a gustar luego descubrí que no tenía ni idea, desde su primera página supe que era de lo mejor que he tenido en las manos en mucho tiempo, un soplo de aire fresco. Esta novela no es nueva, antes fue publicada en Brasil donde ha tenido una gran acogida. pero yo no la conocía hasta que me la descubrió esta nueva editorial.

Se podría decir que es una historia de amor, de esos auténticos, que no se olvidan y hacen disfrutar al lector, pero se le quedaría corto, llevo tiempo pensando en como describir lo que realmente me parece esta historia y creo que la mejor forma es decir que es un libro vivo, aunque no tengo claro si tiene sentido, pero es lo que viene a la mente al pensar en la historia.

El secreto, decía Chang, el chino de la tienda, no es descubrir lo que las personas esconden, sino entender lo que muestran.

Este libro nos trae la historia de Cauby un fotógrafo que nos cuenta su amor prohibido con la mujer del pastor evangélico. Aunque en principio parece el típico libro, el autor hilvana más temas para enriquecer aún más esta historia. Se supone que debería hablar un poco más de lo que trata pero creo que la sinopsis ya cuenta lo necesario, lo demás como siempre hay que descubrirlo entre sus páginas. 

Para ser sincera una de las cosas que más me gustan es que es un libro corto, no llega a las trescientas páginas y aún así nos cuenta un montón de cosas, define bien a los personajes, el lugar, los acontecimientos, sin ser pesado o utilizar relleno. Es una buena lectura que además se lee rápido. 

El final está a la altura del resto del libro, no voy a decir más, para que se pueda interpretar de cualquier forma y así no desvelar nada. 
Después de terminar este libro me he quedado con ganas de descubrir más libros de este autor, de Brasil y de esta editorial que promete traernos buenas lecturas. Yo recibiría las peores noticias de tus lindos labios me ha hecho volver a disfrutar de un tipo de lectura que solo encuentro muy de vez en cuando. 
5/5


Con la colaboración de Maresía libros.


¡Sígueme y no te pierdas nada!

viernes, 2 de diciembre de 2016

Llega a mi estantería...


Hace unos días llegaron a mi casa dos libros, uno que quería leer desde hace tiempo y otro que no conocía pero desde que lo vi tuve la sensación que de voy a disfrutarlo. La verdad es que mi confianza con esta editorial es absoluta, me han gustado todos los libros que han publicado por eso cuando tiene una novedad se que quiero leerla.


Todo el pueblo decía que Lee McFarland estaba loca, era una joven excéntrica que vivía en una granja y no hablaba con nadie, excepto con su tía.

 Lee es atípica, misteriosa y llena de peculiaridades, le gusta salir desnuda por las noches y bailar con las luciérnagas.

 ¿Podrá una chica como ella salvar el corazón de Brand?

 Brand es un joven rebelde con el alma rota, el asesinato de su hermano lo ha traumatizado y se siente culpable por lo sucedido.

 ¿Puede el amor sanar las heridas? ¿Curan los besos el dolor?

 Atrévete a descubrir esta historia sobre las segundas oportunidades, sumérgete en la magia y descubre lo que esconde la mirada de Lee.


Es mi actual lectura y aunque llevo poco por ahora me está gustando, tengo la sensación de que seguirá así, además de que lo leeré rápido, tiene pinta de esos que no se pueden soltar. 


Tres amigos, tres compañeros de piso y de trabajo. Tres confidentes. Una empresa especializada en vinos que está a punto de quebrar, la empresa para la que llevan años trabajando, una idea para reflotarla y sobre todo “AMOR”, amores de siempre y amores que vienen y van, amores que nunca han llegado y que sólo el destino sabe si algún día llegarán.


Le había echado el ojo a este libro desde hace tiempo, muestra de ello son las entradas que he ido publicando y cuando lo recibí no podía creerlo ¡por fin voy a poder leerlo! Por cierto mientras más miro la portada más me gusta. 





Espero traer muy pronto las reseñas pues estoy deseando leerlos, poder disfrutar de estas dos historias  que tanto me atraen. 
 ¿los has leído? ¿quieres hacerlo?

¡Sígueme y no te pierdas nada!

lunes, 21 de noviembre de 2016

¡No me la quito de la cabeza! Dejad que hablen | El Chojin


¡Empezamos el lunes con música! y es que no me puedo quitar esta canción de la cabeza ¡me encanta!  tiene tanta razón, me podría pasar el día escuchándola, venga dejo de cotorrear y vamos a lo importante, ¡espero que les guste!



Vale. Yo quise ser el más grande
porque era bobo y pensaba que serlo era importante.
Creí con la idea de que competir era la clave
y lo era, sólo que contra mí, no con los otros rappers.
Aprender a centrarme...
no descansar y dejarles que hablen;
así crecí, pulí mis habilidades
dejé de tener rivales y ahora todo es más fácil.
Que hablen. Si se divierten así... que hablen
mientras lo hacen no paro de escribir... que hablen.
Me rallaban las mentiras que hablaban de mí,
ahora me ralla que puedan decir verdades.
La gran realidad es que sigo en el arte,
que a cada concierto que voy tengo a gente delante
por algo será cuando aún vienen a escucharme,
así que igual, si es por mí, dejad que hablen.

Tienen tanto que decir... dejad que hablen.
Tienen tanto que decir de ti, de mí.... dejad que hablen.

Puedes tener tus propias opiniones,
pero no tus propios hechos, lo siento.
Que la vida de lecciones 
no significa que tú estés aprendiendo.
Me gusta lo que hago porque es honesto,
así me siento a gusto luego cuando lo hago en directo.
Me es fácil aprenderme mis letras justo por eso,
porque pongo en el cuaderno exactamente lo que pienso.
Si tengo mala cara... será un mal día,
y si es un mal día no me pidas que sonría,
porque sé hacerlo, pero odio la mentira,
me cansa, diría, la usé más de lo que debía.
Buscan la guerra los que no la conocen
los guerreros de verdad buscamos paz y dormir por la noche.
Algunas veces si que te apetece enfadarte,
pero luego lo piensas y dices: Dejad que hablen...

Maduré cuando acepté que la culpa a veces es mía
ahí sí me gané que hablen...
pero... pasó el tiempo y maduré más todavía
cuando entendí que a veces la culpa es de nadie. 
Hay cosas que se rompen, es inevitable;
sin motivos, sin por qués, sin errores y sin culpables.
Habrá quien te agradezca los favores que le haces,
y quien exija más y cuando no lo des se enfade.
No puedo controlar lo que los otros hacen
amargarme por eso no está en mis planes.
Que hablen... no significa que yo hable,
porque ¿Sabes qué? Lo siento, no somos iguales.
Hay gente pequeña, hay gente que es más grande,
la hay sorprendente y unos pocos que son geniales
¿Yo? Elijo y rodeo de gente interesante,
por eso a los demás, de verdad, dejad que hablen.


¿Te gusta?

¡Sígueme y no te pierdas nada!
Blogging tips